sábado, junio 10, 2006

ALONSO RUIZ

LA LOCURA COMO FORMA DE AMOR


Ya lo dijo el poeta, el amor es cosa de pájaros y de nubes. Esos ámbitos se parecen mucho a los habitados por los delirantes, los amantes del espacio ingrávido, los faltos de suelo. Hay ideas que pueden reproducirse como un tumor, con apariencia de ideas pero sin el fin al que están destinadas. Y el pensamiento de alguien puede quedar invadido por esas ideas que no son tales y la aguja de esa brújula que nos habita normalmente, dejar de señalar al norte de ese alguien. Estando desorientado, aún sin reconocérselo a sí mismo, uno puede creerse casi cualquier cosa. Una nube casi no necesita viento para dejarse llevar.

LA LOCURA COMO LO IMPREDECIBLE

La gran ventaja de estar loco, o haberlo estado, es que la gente te tiene respeto, no a lo que dices, pero sí a lo que podrías decir. Es como la reacción que tienen los gatos con las bujías encendidas, acercan el hocico, se atreven a manotear la llama y se arriman a la vela hasta quemarse el rabo pero no se atreven a tirarla. En realidad ese respeto es eufemístico (si esta palabra existe), cuando el miedo, que es lo que realmente se da, reúne el suficiente coraje o se suma al de otros individuos y potencia la energía gregaria surgida de la evolución de la especie, entonces el gato social acaba apagando la vela o quemando la estancia.

LA LOCURA COMO EL PADRE AUSENTE

Si un día naciera sin sol, sería difícil encontrarle nombre a las cosas y las estrellas tomarían el relevo de algo único. No habría eje, ni plantas y la nocturnidad nos transitaría permanentemente. Del mismo modo que las vacaciones sin trabajo no son lo mismo, la vida sin padre resulta incierta.

LA LOCURA COMO CERTEZA RESBALADIZA .
Alonso Ruiz

11 comentarios:

Anónimo dijo...

12.El amor y la locura

Habiendo la Locura
Con el Amor reñido,
Dejó ciego de un golpe
Al miserable niño.
Venganza pide al cielo
Venus, mas ¡con qué gritos!
Era madre y esposa:
Con esto queda dicho.
Queréllase a los dioses,
Presentando a su hijo:
«¿De qué sirven las flechas,
De qué el arco a Cupido,
Faltándole la vista
Para asestar sus tiros?
Quítensele las alas
Y aquel ardiente cirio,
Si a su luz ser no pueden
Sus vuelos dirigidos.»
Atendiendo a que el ciego
Siguiese su ejercicio,
Y a que la delincuente
Tuviese su castigo,
Júpiter, presidente
De la asamblea, dijo:
«Ordeno a la Locura,
Desde este instante mismo,
Que eternamente sea
De Amor el lazarillo.»


Samaniego.

Anónimo dijo...

Querido Alonso: gracias por tus palabras. Están llenas de poesía, magia e inteligencia. Me he sentido identificada con ellas... pero creo que la "locura" como tú dices, no tiene ninguna ventaja, salvo la de ser una experiencia única e individual de la que -única e individualmente- se puede aprender.

Sigue escribiedo, por favor.

Un beso,

Alicia

Anónimo dijo...

"No es el sufrimiento lo que hace madurar al hombre, es el hombre el da sentido al sufrimiento". No creo que del sufrimiento que conlleva una crisis se aprenda, pero si hay que intentar explicarse que ha pasado.

Spinnecommander

Alonso Ruiz dijo...

La locura es un tránsito de la vida, un paraje humano vedado para algunos seres pero temido por todos.Hay quienes quedan allí, quizá no quieren o no pudieron ver la salida. El saber no ocupa lugar y la locura es una forma de saber que habremos de respetar. Quien no aprende de los errores está condenado a repetirlos.
Alonso Ruiz

Anónimo dijo...

Las crisis hacen sufrir y son humanas, y no creo que sean errores, de los errores se aprende aunque "el hombre sea el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra". La locura no es un error es una forma de ser diferente. Aunque se hagan actos irracionales que hacen sufrir. Noelia de Mingo cometio actos humanos irracionales presa de la ira en un estado de crisis de locura, no llevaba tratamiento, el error estuvo en no cuidarse a tiempo, no tratarse y que sus allegados, familiares, jefes del hospital no pusieran medios a tiempo. Ella no podía, ni reconocia su estado. Los transtornos mentales graves necesitan tratamiento continuo,para prevenir hechos que pueden ser desatrosos para el enfermo mental.

Spinnecommander

Anónimo dijo...

Y este lamentable caso, el de Noelia, fue mayor la desolación para las victimas y para sus familiares que para ella misma. Estos hechos no se pueden repetir, contribuyen a estigmatizar mas aún al enfermo mental. Error Horrible.

Spinnecommander

Alonso Ruiz dijo...

Noelia de Mingo merece que se la considere responsable de sus actos y capaz de exculparse por lo que ha hecho.

Anónimo dijo...

La locura tiene momentos que son nada poeticos. y me pregunto que si lo que quieres decir es qué fuera resposable penal de sus actos. Si hubiese vivido en USA, en un estado con pena de muerte, hubiese sido condenada a la pena maxima, y no tendría opción a poder tener una vida digna. En nuestro país y gracias a ser absuelta (no era responsable de sus actos) puede recibir tratamiento y por seguridad estará ingresada 25 años en un centro psiquiatrico cerrado. lo que no me queda claro es si podra acortar la estancia si el tratamiento le va bien. O es peor ser enfermo mental que convicto y no podra salir de ese internamiento hasta después de los 25 años. Y no se como comprendera lo que hizo para pedir perdon y arrepentirse. Al juicio no pudo asistir poque no era lo mejor para ella, aunque las victimas lo pidieron. Creo que a Noelia se la ha tratado bien en comparacón con los actos tan atroces que cometio. Y no se como sera capaz de integrar en su vida y explicarse lo que ocurrio. Desde luego no creo que haya aprendido nada.¿A no matar?, ¿no lo sabia ya?.

Anónimo dijo...

El anterior comentario lo firma Spinnecommander. Por favor Aloso explicame que quieres decir con que se merece que se la considere resposable de sus actos.

Spinnecommander.

Alonso Ruiz dijo...

Si los mató la enfermedad, Noelia de Mingo no tendrá escape. Hay muchos locos y no van matando por ahí. La locura no mata, matan las personas, alguna de ellas, locas. Quitarle la responsabilidad y la capacidad de afrontar lo hecho la hace más daño que poder asumir su delito.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Solo decir que no que la locura no mata. Matan las personas y en este caso con una enfermedad mental grave no tratada. Y Noelia tiene medidas de privación de Libertad como maximo de 25 años, donde espero que reciba el mejor tratamiento posible para ella y se reintegre a la vida social cuanto antes.Yo creo en la rehabilitación social, nuestra experiencia como miembro de una asocición cómo AAQ lo demuestra (salvando las distancias de los graves hechos cometidos por Noelia) Y sí, la medico tendra que saber que pasó y tendra si es que puede dar una un sentido al sufrimiento que ha causado, y que se ha causado porque va a llevar una vida en un centro cerrado durante el tiempo que estimen pertiente el Juez asesorado por los expecilistas que intervengan en su rehabilitación social,y lo que ella ponga de su parte para cuidarse. Bien sabemos que el tratamiento por si solo lo surte efecto y parece que lo mas dificil de valorar es la firme deción de recuperarse (vivir junto a los tuyos con la enfermedad). No creo en el milagro de la curación por la ciencia, ni por la gracia a Dios.

Spinnecommander