viernes, junio 30, 2006

PARA UN AMIGO

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo,
o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite,
ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

Pablo Neruda



3 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces, y son muchas las veces me gustaría escapar de la realidad, del sufrimiento sin sentido. Siento que nada ni nadie me puede ayudar, ni la medicación ni el tratamiento psicológico, en los momentos de más desesperación acudo hasta a la iglesia y ni siquiera encuentro el consuelo esperado, ya he dejado de creer. Ya no disfruto ni de la música, ni del cine, ni de la conversación con los amigos, al amor lo quiero espantar y solo se refugiarme en casa, quedarme en la cama. Empiezo mis vacaciones y la ilusión se me ha ido, vuelvo a estar inestable y con muchas ganas de llorar, con cambios de humor, y quiero estar distante. Por las noches no descanso, la medicación parece no funcionar. ¿Por qué si yo estaba bien, ahora entro en crisis nuevamente?. Todo me afecta mucho más. Y me empiezo a acordar de Victor de aquel amigo que tanta compañía me hacia y se marchó. Gracias a él he conocido a gente estupenda, pero no soy feliz, tengo un trabajo estable y bien pagado, una vida de pareja, y unos amigos que están dispuestos a ayudarme en lo que sea. Y para disfrutar cuanto quiera del ocio. Este año tengo hasta el proyecto de volver a la Universidad. Seguir colaborando con la asociación. Pero nada me llena, quiero mas, no estoy a gusto con nada. Y comienzo a buscar el consuelo con extraños, a comer descontroladamente y la idea del suicidio esta ahí. Me empiezo a abandonar, pero con disimulo que no se note. Y tengo miedo a perder la concentración para realizar las tareas cotidianas, a la falta de memoria a perderme en el metro, tengo miedo a la demencia a no saber gobernar mi vida, a depender de los demás. La tristeza me invade y soy un mal compañero de charla y de amistad, todos me dicen que no es así que no parece que me pase nada, pero si me pasa. Y nadie ni nada puede ayudarme, se que este estado se pasa, pero este curso dura demasiado , octubre, noviembre, enero, abril, mayo junio y empiezo julio y me siento vacío. La crisis parece continua. La solución medica mas medicación, la psicológica aumentar las entrevistas , la religiosa no descuides la misa del domingo y ten fe todos somos hijos de Dios, las recomendaciones dieta saludable, deporte, relajación salir con amigos y estar con mis sobrinos y familia, pero me muero lentamente.

spinnecommander

Alonso Ruiz dijo...

No desesperes, compañero. Sálvate de la negatividad y deja expresar lo que te pasa, sin esperar que la solución venga desde fuera. Médicos, psicólogos y curas pueden acompañarte, pero ellos no tienen la solución a tu encrucijada vital. Tú eres el que ha de poder parar, escuchar a tu corazón y decir ese es mi camino. Nadie, por más títulos que tenga podrá aprobarte o suspenderte la elección que tomes. Pero siempre ha de ser hacia la luz, sálvate de oscuridades y confía en tí mismo, porque vives porque tienes suficiente fuerza para afrontar lo que te pasa. Aquí estamos los que te queremos confiando en que tú saldrás victorioso de tu trance actual y cualquier otro que te acontezca. Víctor está dentro de ti alentando gtus ganas de vivir y compartir con los tuyos.
Un fuerte abrazo

AAQ dijo...

Gracias por tus palabras de animo. Espero que esto pase pronto.La crisis es como estar subido en una montaña rusa continua y es muy cansado